« Blog de PasionUruguay

Beso Negro: el Placer destinado al Ano

beso-negro
Whatsapp Favoritos Denunciar

Sacando posibles ascos o vergüenzas, con besos negros pueden provocarse experiencias de placer profundo e inusual. Se trata de una práctica para todos los sexos, ya que el placer es independiente a la orientación sexual. El beso negro consiste, simplemente, en chupar o lamer la zona del ano de la otra persona, para así estimular sexualmente a quien lo recibe.

Un complemento ideal

La estimulación de la vagina y del ano son prácticas sexuales totalmente complementarias. “El hecho de que alguien acaricie la vagina, pone en sensación el deseo y el disfrute sexual para las mujeres. La misma persona puede tocar el ano de una mujer, con delicadeza, puede ser con los dedos, una pluma, y entonces el ano va a responder. Cuando se toca el ano y la vagina, es un complemento al disfrute”, indicó a la web de salud, sexualidad y sida, Notiese, el experto en infecciones de trasmisión sexual y coordinador de la Red Mexicana de Personas que Viven con VIH/Sida, Javier Martínez Badillo.

Riesgos y precauciones

“El beso negro o también conocido como beso del colibrí, tiene que ver con la perversión, erotismo y sensualidad del ser humano, así como con el permiso que nos demos. Es una práctica tan común y frecuente, pero tan guardada, porque obviamente tiene una connotación de suciedad”, explicó el especialista.

El ano suele asociarse a “lo pecaminoso, lo puerco”, ya que por ahí salen las heces fecales. Pero según el experto, si el ano está bien limpio no deberían producirse infecciones ni mayores peligros. Para ello, es necesario lavar previamente la zona.

No debe limpiarse el ano con jabón, para así impedir irritaciones en la mucosa anal. Lo mejor es aplicar sólo la espuma que sale cuando nos bañamos. “Para quitar cualquier exceso de materia fecal, con movimientos circulares de adentro hacia afuera podemos limpiarlo, pero no en más de dos ocasiones. También podemos retirar un poco de vellosidad para que estos residuos no queden atrapados”, recomendó el experto.

Si no se higieniza el ano de modo adecuado, pueden producirse problemas de salud ante la presencia de virus, bacterias o parásitos dentro o alrededor del recto. En caso de infección, es posible sufrir diarreas o complicaciones peores, como la transmisión de hepatitis A, B y C, papiloma, clamidia, herpes, gonorrea o VIH/Sida.

Aunque si el ano presenta condiciones de “buena elasticidad, lubricación, pigmentación y poca vellosidad, así como mantener una adecuada nutrición”, se minimizan los riegos.

En cuanto a enfermedades bravas como el VIH, el director de la Clínica Especializada Condesa, Jesús Casillas Rodríguez, advirtió que el peligro “no es alto”, dado que el mayor riesgo para contraer el virus se da cuando existe sangrado en el momento del contacto sexual.

“La saliva normalmente no es contagiosa, no transmite el virus, pero si está contaminada con sangre evidentemente es una fuente de contagio. La mucosa del ano sí tiene capacidad de adquirir el virus como si fuera la mucosa de la boca, si es que a esa parte llega la saliva con sangre”, explicó.

Un modo de prevenir contagios es mediante un trozo de látex, usándolo como una “pared” que evitará el contacto directo de la lengua con el ano, sangre o restos fecales, así como impedir el contacto entre la mucosa bucal y la anal. Para no afectar el grado de placer, lo mejor es utilizar un látex delgado.

Un par de conejos previos al beso negro

Es fundamental hacerlo en condiciones de higiene, además de ser necesaria “la confianza con quien se va a llevar a cabo esta práctica sexual”, afirmó el especialista, quien aconsejó el método del autodescubrimiento, es decir: “Tocar tu ano, descubrir cómo está conformado, qué pliegues tiene y cómo se siente. Incluso, jugar con aceites o lubricantes a base de agua para conocer más la anatomía de tu ano”.

Lo más recomendable es practicar el beso negro durante un baño en la ducha, así se lava cuidadosamente la zona de la otra persona, incluso mediante una higiene que provoque, al mismo tiempo, la estimulación.

También “debemos revisar si nuestras parejas sexuales tienen alguna infección en el ano y preguntarles cada cuánto se desparasitan y si ya se aplicaron la vacuna contra la hepatitis B y C, y si queremos, utilizar instrumentos que aumenten la excitación, como plumas de ganso, dulces o alguna sustancia como yogurt o helado”.

Whatsapp Favoritos Denunciar
¿Tenés algo para compartir?
Avatar

•   No estás Registrado

Que está diciendo la gente — Beso Negro: el Placer destinado al Ano

  1. 41109
    Avi
    9 noviembre, 2016
    Excelente aporte!.

© 2017 Pasion Uruguay—Escorts, Prostitutas y Casas de Masajes  |  Sobre Nosotros  |  Blog  |  Foro  |  Condiciones y Privacidad  |  Sitemap