Gonorrea—Cómo Detectar una Enfermedad tan Silenciosa

Una de las tantas enfermedades de transmisión sexual, que pueden sufrir tanto mujeres como hombres. En todo caso, debe tratarse a tiempo, ya que puede ocasionar consecuencias graves para nuestro organismo. Al inicio, sus síntomas no son tan notorios, pero una vez que la infección avanza, es posible que derive en mayores complicaciones.

Zonas predilectas de la bacteria Gonorrhoeae

La gonorrea consiste en una infección que suele desarrollarse en zonas húmedas y tibias del órgano reproductor. El contagio se da por contacto sexual, ya sea por vía vaginal, oral o anal y cabe aclarar que la infección se produce independientemente a la eyaculación.

En ambos sexos, la uretra o conducto urinario son regiones donde frecuentemente crece y se multiplica esta bacteria, además de otras áreas sensibles como ser los ojos, el recto, la boca o garganta.

Al igual que para otras enfermedades de transmisión sexual, las recomendaciones se orientan a atender a la prevención y utilizar en todo caso métodos de protección. Además de transmitirse por vía sexual, la infección puede transferirse indirectamente tras el contacto con juguetes íntimos infectados.

¿Cómo identificar una infección?

En un comienzo, la gonorrea presenta síntomas de cierta levedad, al menos durante las primeras dos semanas. Secreciones que van de blancuzcas a verdosas, ardores agudos al orinar y dolor e inflamación en los testículos son algunos de los principales síntomas que pueden sufrir hombres.

Si bien las manifestaciones externas no parecen ser de gran gravedad, la infección puede generar complicaciones en el aparato reproductivo interno. Ahí está el problema y por eso la importancia de tratar la enfermedad a tiempo, sobre todo ante la rapidez con que avanza la infección.

La gonorrea  en estado avanzado en los hombres produce epididimitis, inflamación del epidídimo, estructura tubular ubicada detrás del testículo y área donde maduran los espermatozoides. Se trata de un trastorno doloroso, acompañado por lo general con enrojecimiento e hinchazón del escroto. Esta afección puede generar infertilidad.

También es fundamental el tratamiento a tiempo, dado que la bacteria puede proliferar en la sangre y articulaciones, con posibles consecuencias letales para hombres y mujeres. Una detección, diagnóstico y tratamiento temprano permite impedir el avance de la gonorrea y evitar efectos irreparables.

Por esto, ante cualquier dolor mínimo al orinar, o si aparecen inflamaciones o secreciones, concurrir inmediatamente al médico.

Roberto Fernandez

Roberto es uno de los fundadores de Pasion. Se dedica a la programación de la plataforma y marketing online.