3 maneras de Controlar la Eyaculación y hacer Valer tu Tiempo y Dinero

No todas las prostitutas ofrecen terminaciones libres (incluso hoy en día estamos viendo precios muy altos por 1 sola terminación), si querés hacer valer el dinero invertido en la chica escort e impedir explosiones antes de tiempo, a continuación recomendamos una serie de prácticos consejos orientados a prolongar la excitación y retardar la eyaculación. 

Cuando estamos por eyacular, todos experimentamos esa cálida e intensa sensación previa, denominada “inminencia eyaculatoria”. Es un momento que percibimos plenamente y que, con un poco de práctica, puede evitarse o regular a piacere. Se trata de un instante, que apenas llega a durar segundos.

1 – Intercalá con posiciones “menos excitantes” 

Los cambios de ritmo o el cambio de posiciones son alternativas muy accesibles de prolongar el placer y retrasar la eyaculación. En esos claros instantes en que uno ya sabe que está por eyacular, un simple cambio de posición o de ritmo en la penetración puede ser la solución. 

Al principio, será más sencillo controlar la eyaculación en las posturas “menos” excitantes, para luego intentar hacer lo mismo en esas posiciones letales y más difíciles de moderar.  

2 – Controlá tu respiración

A su vez, también resulta clave el manejo de la ansiedad. Mediante simples técnicas de respiración y relajación podrás disminuir ese nervio constante que a veces nos persigue hasta en el momento de las relaciones sexuales. 

La ansiedad debe quedar afuera, o al menos neutralizarse lo máximo posible, a través de respiraciones detenidas y a ritmo constante, que controlen nuestra ansiedad y acompañen plácidamente nuestra estimulación, pero sin llegar a distraerse en instantes tan especiales.

Incorporar técnicas de respiración y relajación durante el sexo funciona como un efectivo método de retardación de la eyaculación

3 – Retardantes y Anestésicos 

También existen productos diseñados especialmente para tales fines, como ser los lubricantes retardantes y su anestésico efecto sobre el pene. 

Gracias a ellos, podrás durar más tiempo, aunque cuida no usarlos en exceso, ya que pueden provocar pérdida de erección. Del mismo modo, pueden utilizarse preservativos retardantes, que suelen ser más gruesos y contienen, además, lubricantes con efecto anestésico.

Conclusión 

Una vez conozcas los ritmos y sensaciones de tu cuerpo, es cuestión de prestar atención y complementarlo con algunas tácticas o productos, para que el retraso de la eyaculación tampoco sea una labor de excesivo esfuerzo. 

No se trata de ser un monje durante las veladas sexuales, tampoco en motivar una desestimulación. Simplemente, el secreto está en conocer tu cuerpo, el de ella y los ritmos. El cuerpo habla, sólo habrá que escucharlo…

¿Que trucos tenés para aguantar más tiempo? ¿Sos de los que no se preocupan por estos temas, o sos de los que hacen toda la fuerza para seguir metiendo un rato más?

Roberto Fernandez

Roberto es uno de los fundadores de Pasion. Se dedica a la programación de la plataforma y marketing online.